La artroscopia es un procedimiento quirúrgico que los ortopedistas emplean para observar, diagnosticar y tratar problemas en las articulaciones. La palabra artroscopia significa, literalmente, mirar la articulación.

Durante este procedimiento se realiza una incisión minúscula en la piel del paciente para poder insertar un instrumento que contienen un lente junto con un sistema de iluminación para ver las estructuras de la articulación. La luz se transmite a través de la fibra óptica hasta el final de la artroscopia que se inserta en la articulación.

Al conectar el aparato artroscópico a una CCTV, el cirujano puede ver el interior de la articulación a través de la incisión. Esto nos ayuda a no tener grandes heridas solo para observar el daño que pudieras tener.

El cirujano tiene acceso al cartílago, los ligamentos y debajo de la rótula. Por ende, se puede determinar la cantidad o el tipo de lesión y reparar el problema.

Te puede ayudar en:

  • Cirugía de manguito rotador
  • Reparación o resección de cartílago desgarrado (menisco) de rodilla u hombro
  • Reconstrucción de ligamento cruzado anterior en rodilla
  • Eliminación del revestimiento inflamado (sinovial) en rodilla, hombro, codo, muñeca, tobillo
  • Liberación del túnel carpiano
  • Reparación de ligamentos rotos
  • Extracción de hueso suelto o cartílago en rodilla, hombro, codo, tobillo, muñeca.
¿Tienes algún problema en las articulaciones? Te invitamos a contactar con Clínica de Reumatología Xalapa Dr. Jesús Sastre Oca.